3 de febrero de 2012

SERENOS


El nombre de sereno, aplicado a los vigilantes nocturnos, proviene de los gritos que estos daban, de hora en hora, anunciando el estado del cielo, y así, cuando estaba despejado decían; ¡Las doce (o la hora que fuese) y sereno!.

Se encargaban también de la vigilancia de las calles, prestar ayuda a quien la necesitara, evitar robos, encender y apagar las farolas, abrían y cerraban los portales de las casas (llevaban todas las llaves de los portales) etc. Llevaban una porra o chuzo y un silbato que utilizaban para llamarse unos a otros en caso de peligro o necesidad.

Los primeros serenos se establecieron en Valencia en el año 1772, para proporcionar trabajo a los artificieros reducidos a la miseria al ser prohibidos los fuegos artificiales.

En Madrid se establecieron en 1797, y después en Vitoria y Toledo. Más tarde los hubo, en todas las poblaciones españolas.

En sus inicios, los serenos, vivían de las donaciones o propinas de los vecinos, más tarde, los Ayuntamientos les pagaban un sueldo.

2 comentarios :

Lorenzo Miró DICE

No se donde leí que querían volver a ponerlos en Palma. Pero de aquello jamas he vuelto a ver nada...

Ana DICE

Lorenzo no sé yo si daría muy buen resultado, hoy en día, y como están las cosas, un beso.